MODELs No parece
No es lo que parece
04/10/2017
3B525A8C-093C-4721-B510-E4C836769E51
Güelita canguro
18/10/2017
Show all
CINCUENTONES

CINCUENTONESLos mayores de 50, el nuevo filón de mercado.

-¡Agárrate al monederu, Nicolás, que vienen a por nosotros!

-¿Que qué, ho?

-Tan viendo que los cincuentones tenemos perres y tiempu pa gastales.

-¿Quién lo dijo?

-Los publicistas.

-¡Cojona, pues que Dios y-os conserve la vista!

-Diz que la próxima década el 50 por ciento de la población tendrá más de 50 años.

-¿Y?

-La riqueza va tar en les families onde al menos unu de los miembros tenga esta edad.

-¿Por qué, ho?

-Bueno, toconos algo de trabayu, va quedanos algo de pensión…

-¿Y los que vienen detrás?

-¡Puf, los que vienen detrás sabe Dios…!

-Bah, eso son pijaes. A mí nun me saquen más perres.

-El márketing ye mucho márketing, ¿oíste?

-Na, lo mismo decían del Guggenheim y nun marcó ni un putu gol.

-¡Mandan ellos, Colasín! ¡Oblígante a consumir!

-¿Quién, ho? ¿En qué piensen que voi gastar?

-Ocio, viajes, salud, nutrición…

-¡Pero si nun necesito ná! Tengo 52 y soi como Sharon Stone, un mito sexual.

-Sí, ho…

-Por lo menos, en el mi portal.

-El que tuvo, retuvo, Colás.

-¡Los cincuenta de ahora son los 30 de antes!

-Déjate pijaes, que yo antes facía el amor tan bien que, al terminar, hasta los vecinos echaban un cigarro. Y ahora…

-¿Andes mal, ho?

-¡Uf! Fui al cardiólogo y too.

-¿Por?

-Cuando fago el amor oigo silbidos.

-Meca, ¿y qué te dijo?

-Que a mi edad ye lo normal. ¿Qué quiés oír, aplausos?, diz el mamón.

-Jobar, pues yo véote genial. ¡Tas pa jugar!

-A la brisca, Colás.

-No, en serio. Yes un madurito con vida social. Tienes que sacar esi león que lleves dentro.

-¿León?

-Claro. Si yes finu, pués escoger lo que vas a comer.

-Desengáñate, Nicolás. A partir de los cincuenta, ni León ni La Vecilla.

-¿Cómo ye, ho?

-Somos como el lobo, Colasín.

-¿Por?

-Persigues a Caperucita y nun te comes ni a la güela, ¿oíste?

-Na. Yo toi como un cañón. Y con una experiencia que flipas.

-Tu sí que vas flipar con lo que nos van facer gastar.

-Que va, hombre. ¡Qué va!

-¡Agárrate al monederu, Nicolás! Que vienen a por nosotros. Ya verás…

Comentarios

comentarios